LLAVERO MEDALLA SAN JOSE EN COLOR ORO

Referencia 0107011

Condición: Nuevo producto

LLAVERO MEDALLA SAN JOSE EN COLOR ORO - PROTECCION -SALUD -.

1,75 €

Pago Seguro
Pago Seguro

Más

LLAVERO MEDALLA SAN JOSE EN COLOR ORO - PROTECCION -SALUD -.

Ref.:0107011

Características:

* San Jose: metal y Resina
* Llavero Metal color Oro.
* Anilla Metálica Oro.
* Ideal para colgar llaves, moviles, pendrives etc


Un Poco de Historia:

SAN JOSE

Esposo de María, madre de Jesús. Descendiente de David, José era el padre putativo de Jesús, a cuyo nacimiento asistió en Belén. Vivió en Nazaret ejerciendo el oficio de carpintero y, al parecer, murió antes de que comenzase la vida pública de Jesús. Su culto, extendido en Oriente antes del siglo V, no llegó a Occidente hasta la Edad Media. En 1870 fue proclamado patrón de la Iglesia universal; es también patrono de los carpinteros y de los moribundos.

San José nació en Belén de Judá, aunque a día de hoy se desconoce la fecha exacta de su nacimiento. Murió poco antes de la vida pública de Jesús Nazaret de Galilea.

Un Ángel del Señor se presentó en los sueños de San José para hacerle ver que María había concebido un hijo por obra y gracia del Espíritu Santo. Un hijo que aceptó como si fuera suyo para protegerle durante todos los días de su vida al igual que María.

San José trabajó como un artesano, un carpintero que recibió el don divino de la paternidad. A partir de este momento es cuando comenzó a seguir de cerca la vida religiosa para inculcar a Jesús los verdaderos principios del cristianismo hasta los últimos días de su vida.


Milagros de San José

San José es conocido por ser un fiel protector de sus devotos. Por eso, los milagros de San José están todos ellos relacionados con la cura de enfermedades de la salud e incluso su presencia en aquellos momentos donde las personas son llamadas a la presencia de Dios para que tengan un auxilio de su alma antes de abandonar el mundo.

San José es el patrono Universal de la Iglesia, patrono de la buena muerte y patrono de los seminarios. Fue escogido por Dios como fidelísimo guardián de los tesoros celestiales, que eran Jesús y María. Con fe acogió al Niño que había comenzado a vivir en el seno de María, y a ellos, a Jesús y María, les entregó su vida sin escatimar sacrificios.